EDITORIAL


Los lácteos podrían convertirse en el remedio anti-edad


Durante estos últimos meses, más que nunca, nos hemos enfocado en nuestra salud y bienestar. En el área del cuidado de la salud se ha observado un cambio, los médicos comienzan a buscar más la prevención de enfermedades y el bienestar del enfermo, en lugar de sólo proporcionar alivio a corto plazo. Ese cambio se debe, en parte, a que diariamente, en Estados Unidos, 10,000 miembros de la generación denominada “Baby Boomers” llegan a los 65 años. Estos hijos, cuyos padres nacieron a principios del siglo XX, quieren vivir más, y de forma más activa que sus padres, y ese deseo se extiende incluso a otras partes del mundo. Como resultado, los productos provenientes de la leche están jugando un papel esencial para cubrir sus aspiraciones.
  Afortunadamente para la industria lechera, el suero de leche contiene una amplia variedad de aminoácidos, convirtiéndose en la proteína más completa que se conoce en el mundo. Eso lo hace la mejor fuente de alimento para construir músculo, y esa es la razón por la que es tan buscado en los círculos de nutrición para deportistas. Esas mismas propiedades permiten a los componentes del suero ser el remedio ideal para contrarrestrar el desgaste muscular relacionado con la edad.
  Estudios clínicos han demostrado que la leucina es un aminoácido esencial para la síntesis de músculo entre las personas mayores. Tanto la leucina como otros componentes del suero, no solamente ayudan a desarrollar masa muscular, sino que también ayudan a mejorar la fuerza y movilidad. Por encima de todo eso, otros beneficios demostrados en estudios clínicos, incluyen un talle más delgado y reducción en la grasa corporal.
  A medida que avanzan las investigaciones sobre este increíble grupo de proteínas, también estamos aprendiendo que la proteína del suero acelera la curación de fracturas, e incluso, previene las que se deben a la osteoporosis. Además de eso, el glutatión, otro componente del suero de leche, puede mejorar la inmunidad a través de sus propiedades antioxidantes. Los estudios han demostrado que este tripéptido, presente en el suero de leche, puede reducir el proceso de envejecimiento, ya que las células más viejas del cuerpo se manifiestan deficientes en esta sustancia, conteniendo hasta un 20 o 30% menos glutatión, en comparación con células más jóvenes.
  Hay todavía más buenas noticias para la industria lechera. Las proteínas del suero de leche son muy versátiles y pueden incorporarse a muchos alimentos, desde barras para consumir entre comidas y bebidas consideradas suplemento alimenticio, hasta mezclas en polvo para preparar bebidas. No solamente el suero de leche tiene un futuro brillante, también las personas que consumen este alimento fabuloso.


Redacción Hoard’s Dairyman



NUESTRAS SECCIONES